Nuestro Espacio de encuentros

Nuestro Espacio de encuentros
juntos para compartir este portal abierto

jueves, 25 de octubre de 2012

Mitología cabalistica

  Todos los pueblos, desde la más remota antigüedad, han conservado la realidad del mito como un componente esencial de su concepción del mundo, de su cosmogonía y teogonía. Por muy lejos que nos remontemos en la historia de las civilizaciones tradicionales, siempre encontramos en ellas una rica profusión de relatos y leyendas relacionados con seres míticos que sirven de comunicación entre la Tierra y el Cielo, entre lo de abajo y lo de arriba. La tradición cabalística también conserva un gran número de gestas míticas vinculadas con el descenso a la Tierra de las energías celestes, angélicas o espirituales. Así, en la CÁBALA se halla con frecuencia el nombre de Metatron, al que se identifica con el Arcángel Miguel, también llamado el "Príncipe de las Milicias Celestes".   La CÁBALA considera a Metatron como el principio activo y espiritual de Kether, la Unidad, que con las tropas divinas bajo su mando (las sefiroth de construcción cósmica) emprenden la lucha contra las potencias del mal y de las tinieblas (que constituyen su propio reflejo oscuro e invertido, las "cortezas", "escorias" o keliphoth) disipando la duda y la ignorancia en el corazón del hombre, fecundándolo simultáneamente a esa misma acción con la influencia espiritual que transmiten. En algunas representaciones de la iconografía cristiana y hermética puede verse este combate mítico en las figuras del Arcángel Miguel y las huestes angélicas, luchando contra los demonios y Satán, el "príncipe de este mundo", según la conocida expresión evangélica.   Con el mismo significado, pero a nivel humano, encontramos al caballero San Jorge combatiendo contra el Dragón terrestre, símbolo de las pasiones inferiores y del "caos". Precisamente, la lanza o espada (símbolos del eje) de San Jorge atravesando el cuerpo del monstruo, sugiere la "penetración" de las ideas celestes, verticales y ordenadoras, en dicho "caos". Esta variante del mito es análoga a la lucha que el hombre acomete en la búsqueda del Conocimiento, lo cual le da la posibilidad de vivir un proceso mítico idéntico al de esas mismas energías cósmicas y telúricas, celestes e infernales, en permanente lucha y conciliación.   Relacionado en cierto modo con los orígenes de la Tradición Hermética, e íntimamente vinculado con lo que venimos diciendo, se encuentra el mito de los "ángeles caídos", que igualmente es relatado en el Génesis bíblico. Considerado desde el punto de vista de la Ciencia Esotérica que tiende a resolver los opuestos, y por lo tanto excluye, por insuficientes, lo simplemente moral y sentimental, así como las lecturas demasiado literales de las cosas, que sí están incluidas en el punto de vista simplemente religioso y exotérico la "caída de los ángeles" representa, ante todo, un símbolo del descenso de las influencias espirituales en el seno mismo de la vida y de la naturaleza humana.   Ciertos ángeles cayeron encendidos por el amor que profesaban a las hijas de los hombres, a las que, se dice, "encontraron hermosas y bellas". De su apareamiento nacieron seres semi-divinos (los antepasados míticos), que revelaron a los hombres las ciencias y las artes teúrgicas, mágicas y naturales, es decir, todas aquellas disciplinas que, como ya sabemos, integranlos textos sagrados de los Hermetica y el Corpus Hermeticum.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

comparte todos tus comentarios de forma sana y amena